¿Puedo realizar también pedidos por correo electrónico o teléfono?

Por favor, realice su pedido a través de nuestra web.

Para ello, puede utilizar el configurador o la herramienta de cálculo.

Si utiliza el configurador podrá realizar el pedido haciendo clic en la cesta de la compra. Los resortes de gas y/o terminales de anclaje pasan entonces a la cesta de la compra y se visualiza su contenido. Volviendo al configurador podrá añadir más artículos al contenido de su cesta. También tendrá la posibilidad de modificar el número de artículos. Después no olvide hacer clic en «actualizar la cesta». Si hace clic en «ir a caja» podrá realizar el pedido indicando su dirección y finalmente realizar el pago.

Con la herramienta de cálculo, primeramente calculará los resortes de gas y los terminales de anclaje necesarios. Si a continuación hace clic sobre la cesta, iniciará el proceso de pedido. Se visualiza el contenido de la cesa y mediante «ir a caja» podrá realizar el pedido indicando su dirección y finalmente realizar el pago.

¿Cuál es el plazo de entrega de mi pedido?

En principio, todos los productos ofertados en nuestra web se encuentran en stock y pueden suministrarse en el plazo de tres días laborables. Si se trata de cantidades grandes, le recomendamos que nos consulte el plazo de entrega. Además, usted podrá consultar en cualquier momento el estado de su pedido enviando un correo electrónico.

¿Hay alguna diferencia si monto en mi tapa uno o dos resortes de gas?

Sí, sin duda hay una diferencia. Es más barato utilizar un solo resorte de gas. Aunque podría tener consecuencias negativas. Si usted elige un resorte de gas en lugar de dos, lógicamente este resorte debería ser el doble de fuerte. Por lo general, nuestra herramienta de cálculo (que calcula los resortes de gas necesarios) elegirá un resorte de gas algo más fuerte si usted ha indicado solo un resorte de gas. Y es que ese único resorte deberá ejercer más fuerza. Nosotros recomendamos utilizar dos resortes de gas y sujetarlos a ambos lados de la tapa. Así, las fuerzas se reparten de forma uniforme por la tapa o trampilla. De este modo se asegura que la tapa o trampilla se mantenga recta. Si aún así usted opta por un solo resorte de gas, le recomendamos montarlo en la mitad de la tapa. Si monta el resorte de gas en un lateral de la tapa, el esfuerzo será realizado solo por un lado y con el paso del tiempo la tapa se tuerce o bien se queda abierta y deja de cerrarse correctamente en la posición del resorte de gas. Con la herramienta de cálculo es fácil reconocer la diferencia si usted introduce uno o dos resortes de gas. Le recomendamos que utilice esta herramienta de cálculo para establecer el o los resorte/s de gas que usted busca, ya que tiene en cuenta muchos factores interrelacionados. Lógicamente en el cálculo no está incluida la fuerza de la tapa y de las articulaciones, puesto que es un dato desconocido para nosotros.

¿Estará mi tapa sometida a más esfuerzo si utilizo resortes de gas?

Sí, por lo general la tapa está sometida a más esfuerzo cuando se utilizan resortes de gas. Por ello es importante que, antes de montar los resortes de gas, analice si su tapa y las bisagras que lleva son lo suficientemente fuertes. En la imagen siguiente se muestra una tapa de 25 kg con  resortes de gas y sin ellos:

La explicación del aumento de la fuerza es el hecho de que los resortes de gas trabajan, por lo general, con un pequeño brazo de palanca. Por tanto, para poder soportar el momento completo de la tapa se precisa una fuerza mayor. De ahí que el resorte de gas tenga también una fuerza de extensión mucho mayor que el peso de la tapa. En este ejemplo, el resorte de gas tiene una fuerza de extensión de unos 420 N ó 43 kg. Esto es mucho más que el peso de la tapa (25 kg).

Si usted obtiene en la herramienta de cálculo una fuerza de bisagra excesiva, podrá reducirla eligiendo un resorte de gas más largo. Este trabaja con un brazo de palanca mayor y, por ello, exige una fuerza menor. Lógicamente, los resortes de gas tienen que seguir siendo adecuados. Puede consultarlo en la imagen de la herramienta de cálculo y medirlo para el uso que tiene usted previsto darle.

No puedo comprimir el resorte de de gas con la mano. ¿Está defectuoso el resorte de gas?

Probablemente el resorte de gas no esté defectuoso. En el resorte de gas se indica su fuerza de extensión, por ejemplo 500 N. Esto significa 500 newton. En kilogramos equivale aproximadamente a 500/10 = 50 kg. Para comprimir un resorte de gas se necesita todavía más fuerza, debido a la fricción de la junta que mantiene el nitrógeno dentro del resorte de gas. El resorte de gas se puede comprimir con la mano hasta unos 100 N, más de esto ya no es posible. Si a pesar de ello, usted lo intenta, podría dañar el resorte de gas. Lo mejor es montar el resorte de gas conforme a lo planificado y comprimir así el resorte de gas. En este caso, la tapa o trampilla hacen de palanca y le permiten ejercer más fuerza sobre el resorte de gas.

¿No ha sido posible? Esto puede deberse a varios motivos:

  • Cuando un resorte de gas pasa un tiempo en el almacén, puede ocurrir que la junta que mantiene el nitrógeno en el interior se adhiera a la barra del resorte de gas. Es por ello que la primera vez que se utiliza el resorte de gas esté algo duro.
  • También puede ocurrir que haya elegido un resorte de gas demasiado fuerte. Si es así, revise su pedido y compruebe si ha elegido la fuerza de extensión correcta.

¿Da igual en qué posición sujetar el resorte de gas? Porque también funciona al revés.

La carcasa de un resorte de gas (la parte «gruesa» del resorte) está llena de nitrógeno. Este nitrógeno es comprimido hacia dentro mediante una alta presión. Cuanto mayor es la presión, mayor es la fuerza con la que el eje del pistón (la parte «fina» del resorte) se desliza fuera de la carcasa. Para asegurar que durante los movimientos del eje del pistón no se produzca ninguna fuga de nitrógeno, el eje se desliza al final de la carcasa a través de una junta que sella el eje herméticamente. Además de nitrógeno, dentro de la carcasa hay también algo de aceite. El aceite se ocupa de proporcionar una amortiguación adicional antes de que el eje del pistón alcance sus posiciones finales (totalmente «dentro» o «fuera»). Sin embargo, este aceite tiene una función adicional. Se ocupa de que la junta se mantenga suave y flexible para asegurar un mejor sellado en torno al eje, y para que el eje pueda deslizarse hacia fuera y hacia dentro con una fricción menor (engrasado). La posición del resorte de gas es diferente, por ejemplo, con la tapa abierta y con la tapa cerrada.

En la parte trasera del vehículo, la posición de los resortes de gas montados se invierte prácticamente por completo. Por este motivo, al posicionar un resorte de gas es importante asegurarse de que el aceite que se encuentra dentro de la carcasa pueda fluir por sí mismo hacia la junta en las situaciones comunes del resorte de gas (tapa «abierta» o tapa «cerrada»).